Beneficios de la Sal Rosada del Himalaya
Beneficios de la Sal Rosada del Himalaya

La sal cristalina tiene una edad de 250 millones de años

Esta sal de más de 250 millones de años proviene de las montañas del Himalaya. Sin duda es la sal más pura disponible en la tierra, al no estar contaminada con ninguna toxina o contaminante. A la sal del Himalaya se la conoce como “oro blanco” porque contiene eones de luz almacenados en ella. Junto con el agua pura de manantial, los cristales de sal del Himalaya ofrecen todos los elementos naturales que encontramos en el cuerpo humano; los mismos elementos que originalmente se encontraron en el “mar primitivo”.

Al contener los 84 elementos que se encuentran en nuestro cuerpo, los beneficios de los cristales naturales de sal del Himalaya incluyen:

    • Regular el contenido de agua del cuerpo.
    • Equilibrar el exceso de acidez de las células, particularmente las células del cerebro. 
    • Absorción de partículas de alimento en el tracto intestinal. 
    • Ayudar a limpiar las obstrucciones de moco y flemas en los pulmones, sobre en pacientes que sufren de asma o fibrosis quística.
    • Actúa como un potente antihistamínico natural que ayuda a limpiar la congestión en los senos nasales. 
    • Previene calambres musculares. 
    • Reafirmar la estructura del esqueleto – puede aparecer osteoporosis cuando el cuerpo necesita más sal y la extrae de los huesos.
    • Regular el sueño, al ser un hipnótico natural. 
    • Mantener la libido. 
    • Prevenir la aparición de varices en las piernas.
    • Estabilizar los latidos irregulares del corazón – junto con el agua es esencial para regular la presión sanguínea. 
    • Equilibrar los niveles de azúcar en sangre y ayudar a reducir la tasa de envejecimiento.
    • Contribuir a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo. 

Minerales clave contenidos en la sal cristalina del Himalaya restauran el equilibrio del organismo 

Los cristales de sal del Himalaya es sal en su forma nativa, que conserva toda su energía
 vibracional intacta, lo que ayuda a devolver al cuerpo a su estado de equilibrio. La carencia de suficientes electrolitos trastoca la homeostasis del organismo -el equilibrio de substancias químicas que favorece las funciones del organismo.

El prestigioso Instituto Frezenius en Europa analizó los cristales de sal del Himalaya, y comprobó que además de los numerosos minerales traza contiene potasio, calcio y magnesio que ayudan al cuerpo a alcanzar el equilibrio restaurando fluidos, así como a recargar las reservas de electrolitos cuando se suda mucho.

FUENTE: Ecoportal.net

Valle Organico
Nov 22, 2017

Deje su comentario