certificaciones--title.png
certificaciones-3_1.png

Los distintos tipos de certificaciones que existen están hechos para garantizar la calidad y determinadas características de los productos.

Informarse sobre ellos, permite realizar un consumo responsable y saludable.Estas son las certificaciones con las que cuentan algunos de los productos de Valle Orgánico:

certificaciones-7_1.png

Rainforest Alliance es una ONG que trabaja alrededor del mundo protegiendo los bosques nativos. Cuando un producto trae este sello, quiere decir que ha sido producido en un campo que cumple con las normas de agricultura sostenible de la ONG.

Esta certificación no solo es importante porque garantiza el cuidado del medio ambiente, los animales salvajes y las aguas, sino también porque se opone a las prácticas laborales discriminatorias, inseguras, al trabajo de menores de 15 años y al uso de transgénicos.

certificaciones-sag_1.jpg
certificaciones-8_1.png

Un alimento es orgánico cuando es obtenido mediante sistemas de producción sustentable basados en la rotación de los cultivos y el control biológico de las pestes. Su importancia radica en la posibilidad de consumir productos libres de sustancias dañinas para el organismo, ya que esta forma de producción no incluye uso de fertilizantes artificiales, pesticidas, reguladores y aditivos para promover el crecimiento, en el caso de los animales.

El sistema nacional de certificación orgánica depende del Servicio Agricola y Ganadero (SAG), quien faculta a empresas privadas como EcoCert, para realizar certificaciones de este tipo de productos en Chile.

certificaciones-sag_1.jpg
certificaciones-11_1.png

El veganismo es un estilo de vida que consiste en abstenerse de consumir productos de origen animal y productos que hayan sido testeados en animales.

Ya sea por razones éticas, ambientales o alimentarias, esta certificación es importante porque muchas veces es difícil entender a qué se refiere todos los ingredientes de un alimento procesado, o bien, saber a ciencia cierta si un determinado producto ha sido testeado en animales.

El sello "Vegan", otorgado por la ONG Vegan Action, garantiza que el producto certificado se encuentre libre de estos ingredientes y no esté asociado a prácticas que promuevan el sufrimiento animal.

Esto no solo es importante por las razones antes mencionadas, sino también porque reduce el impacto ambiental en la producción de alimentos y otros productos.

Los alimentos Kosher son aquellos que cumplen con los preceptos de la ley judía establecidos en la Torá. Estas leyes contemplan alimentos prohibidos y otros permitidos, formas de procesar los alimentos, además de mezclas vedadas.

La producción de estos alimentos es supervisada de cerca por los rabinos de las diferentes comunidades, ya que este tipo de alimentación es una parte constitutiva fundamental de la identidad judía.

Independientemente de las razones para preferir cierto tipo de alimentos por sobre otros, la clave del consumo responsable y saludable es informarse, tomando conciencia del origen de los productos.

certificaciones-15_1.png

El gluten es una proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno y en la avena. La enfermedad celíaca es una intolerancia crónica a estos nutrientes que afecta principalmente, aunque no necesariamente de forma exclusiva, al sistema intestinal impidiendo la correcta absorción de los nutrientes y causando una serie de síntomas que pueden llegar a ser muy graves.

Quienes padecen esta enfermedad deben comer alimentos sin gluten. Esto no solo quiere decir que el producto no contenga ninguno de los ingredientes mencionados, sino también que haya sido elaborado en una línea de producción no contaminada con estos elementos.

En Chile, la Fundación Convivir se dedica a garantizar que distintos alimentos producidos localmente son aptos para celíacos. Mediante controles periódicos de los procesos productivos y análisis de laboratorio esta Fundación entrega a los distintos fabricantes el sello "Sin gluten".

De acuerdo con el ingeniero agrónomo Carlos Veloso, asesor orgánico de Vegus, una de las productoras de este tipo de alimentos más importantes de Chile, “los alimentos orgánicos son aquellos producidos bajo principios ecológicos, sin uso de fertilizantes y pesticidas de síntesis química, con base en el uso sostenible de los recursos naturales y cuidando el medio ambiente. Esta práctica tiene como resultado alimentos sanos, saludables y libres de productos químicos”.

Es decir, se trata de alimentos producidos bajo altos estándares de sustentabilidad, con procedimientos amigables con el medio ambiente y que minimizan los daños en el ecosistema y en la salud humana al manipularlos o consumirlos.

Actualmente, la Ley 20.089, que crea el Sistema Nacional de Certificación de Productos Orgánicos Agrícolas, establece las condiciones para la producción y comercialización de productos bajo la denominación de orgánico.

La condición más importante, es que la producción se haga bajo los lineamientos técnicos establecidos en dicha ley y en normativas anexas como el DS 2/2016, entre las cuales destaca no emplear material genéticamente modificado, una amplia gama de plaguicidas ni pesticidas, lodos u otros residuos de tratamientos de aguas servidas.

Por otra parte, todo producto denominado orgánico debe estar debidamente certificado por una entidad inscrita en el Registro del Sistema Nacional de Certificación Orgánica, para este caso el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Tal Certificación Orgánica la tienen pocas empresas en Chile, pues producir bajo tales lineamientos es bastante complejo y costoso.